martes, 29 de diciembre de 2009

"Renaciendo a medianoche" (Cap. I)

Como ya dije miles de veces , mis publicaciones han de ser muy confusas . Por eso voy a empezar a escribir la historia de una chica que solía ser mi amiga; Asha.


Estaba realmente cansada. Luego de haber pasado prácticamente todo el día en la pileta de mi casa me sentía terriblemente agotada. No estaba acostumbrada a estar tanto tiempo en mi piscina , estar sola en agua puede volverse muy aburrido.

Deseaba en lo más profundo de mi ser tener una hermana. De cualquier edad, o incluso un hermano. Por más egoísta que pudiera sonar, deseaba fervientemente que mi madre hubiera vivido lo suficiente para darme una.

Por más fuerte que mi deseo de tener alguien con quien divertirme en mi casa , odiaría que mi madrastra Giselle y mi padre engendrarán a alguien que me hiciera compañia.

Giselle no era realmente mala , era muy amable conmigo e incluso creía que me apreciaba.

El único problema de Giselle era el siguiente : era una puta . Engañaba a mi padre , podía dar fe de aquello.

Nunca estaba en casa , recibía incontables llamadas de hombres, ¡hasta la había visto besandose con otro tipo! Pero jamás iba animarme a confesarselo a mi padre . Eso lo devastaría . Pero jamás dudaba en mostrarle el desagrado que sentía por ellas.

En fin , estaba al costado de mi pileta mirando las estrellas pensando en miles de cosas a la vez , cuando una voz dijo:

- Quiero ser famosa -dijo Lucila -, Y aparecer en la revista Seventeen,

Sentí un pequeño impulso de matarla . Tan sólo me lo había dicho un millón de veces. Entre ese , y su desesperado deseo de tener novio ya comenzaba a ponerme de los nervios.

Aunque eso no fuera realmente difícil.

A mí no me molestaría tener novio , sólo que no estaba desesperada por ello.

- Lo volvés a decir , y te vas ya de mi casa - dije tajante -, aparte , ¿para qué?

- Para después usar mi fama para publicar mi libro. Si soy famosa la gente va a querer comprarlo.

Lucila quería ser escritora. Estaba escribiendo un libro y ya había escrito cuarenta páginas. De hecho , tenía un blog en el que publicaba algunas cosas de él. Yo bromeaba con ser su "manager", y con quedarme con partes de sus ganancias al publicar su libro. Honestamente, sin mi ayuda Lucila hubiera estado perdida.

La tecnología la vencía una y otra vez. Aún no entendía como es que había logrado crear su blog.

- Ash, ¿me prestás el telefono? Necesito pedirles a mis viejos que me vengan a buscar.

Pese a vivir a escasas cuadras de mi casa, desde que la habían robado ella no quería salir sola ni a la esquina. Ya comenzaba a preocuparme.

- Sí , obvio.

A los cinco minutos volvió y dijo otra típica frase suya en tono lastimoso:

- Quiero ser un vampiro.

- Yo también – dije. Siempre y cuando me convierta Edward Cullen. Crepusculo se había vuelto mi nueva obsesión. Obsesión que Lucila y mi mejor amiga Romina compartíamos. No tanto por Lucila, ella estaba obsesionada con cualquier clase de vampiros, desde Lestat , hasta el Conde Drácula , e incluso el no tan conocido Damon Salvatore. Actualmente mi amiga sentía cierta repulsión por la saga Crepúsculo.

- Sí me lleva a convertir Edward me pegó un tiro – dijo confirmando mis pensamientos-, No quiero que mi creador sea un tipo cursi tan exageradamente caballeroso. Puaj.

Tuve la sensación de que mi amiga había tratado de evitar utilizar el término gay. Para lo grosera que era , eso me pareció realmente raro

- Yo sólo quiero a mi Edward.

Lucila sacó la lengua en gesto de asco y yo le dediqué una fugaz mirada de odio.

2 comentarios:

  1. Jajajajajaj me encantaaa :) No puedo esperar para saber las demas historias :D

    ResponderEliminar
  2. oyee me gustaa... tienes algo bueno me gusta.. amo a edwar

    ResponderEliminar