martes, 22 de diciembre de 2009

Navidad Sangrienta

Mañana es Navidad. Siempre me había sentido emocionada por ella, pero no esta vez.
Iba a ser mi primer Navidad sola. Solía pasarla con mi familia y con Mía. Desde que se había peleado con su familia, Mía estaba prácticamente más sola que yo. Recién en ese momento me percaté de cuan sola estaba Mía. Desde que se había enamorado de Juan, no había vuelto a fijarse en otro hombre.
Mía sólo me tenía a mí . Al menos yo, tenía a mi familia.
Pero ahora no tenía a nadie, absolutamente a nadie.
De no haber sido forzada a dejar a mi novio, esa hubiera sido mi primer Navidad vampirica. Que por supuesto, no se festeja de la misma forma que la Navidad humana.
Primero: no hay pesebre, ni regalos. TODOS debemos usar gorras rojas, teñidas de ese color con sangre.
Esas gorras, no son gorras cualquiera. No sólo por el hecho de estar manchadas con sangre; son gorras que nos fueron entregadas por los Bloodies Caps (o gorras rojas).
Para todos que no lo sepan, los gorras rojas son una clase de vampiros. Se diferencian de nosotros por ser  más salvajes, y de no tener la necesidad de alimentarse de sangre. Ellos se alimentan de carne humana.
Para lo único que usan la sangre de sus victimas es para teñir sus blancos gorros de ese rojo carmesí.
Para estas festividades (que incluyen Año Nuevo y Pascuas), nos los prestan. En el caso de que llegaramos a extraviarlos, por más estupido que suene eso, nos costaría la vida. Para los Bloodies Caps, sus gorros son su pertenecia más preciada. Aunque por supuesto perderlos sería algo realmente extraño, mencionado el hecho de que tenemos prohibido quitarnos los gorros desde que nos los entregan hasta el momento de devolverlos.
Las festividades vampiricas tiene muchas diferencias a las humanas, pero no tengo tiempo para contarlas ahora.


Tomé mi espeso y negro flequillo y lo acomodé dentro del sombrero.
- ¿Estás lista Tanya?- dijo una voz masculina.
- Sí.
- Hoy... - sonrió -, vas a vivir una experiencia inolvidable.
- Asha ya me dijo todo lo de la Navidad acá- dije molesta-, Y no me parece nada raro.
Nicanor me miró confundido.
- Es que no vamos a festejar la Navidad- me explicó-. Digo vos y yo.
-¿Por qué me haces esto?- mis lagrimas mancharon de rojo mi vestido blanco-, Ya se que vos amas a Naiara.
Una lagrima recorrió el rostro de mi jefe. El jefe de todo el aquelarre.
- Ya los vas a entender todo,- su rostro se tornó amargo-, Esta noche vas a entender todo.
- ¿Por que tuviste que alejarme del amor de mi vida?- le cuestione-, ¿Era para hacerlo sufrir? ¿Para que se aleje y no pueda ser jefe? El no quería serlo.
-¡Te dije que te lo iba a explicar todo hoy! - exclamó-, No te amo de la misma forma que a tu amiga. Pero realmente te aprecio.
Esas eran palabras que no esperaba oír de su boca. Nicanor sintiendo aprecio por alguien además de Naiara y por él mismo. Realmente no me importaba , yo sólo quería al amor de mi vida de vuelta.


HOOLA . YA SÉ QUE ESTE PEDACITO ES POCO ENTENDIBLE XD, PERO...
FELICES FIESTAS A TODOS LOS QUE REALMENTE LEEN EL BLOG :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario