jueves, 21 de enero de 2010

(Cap. V)

No había vuelto a ver a Martín en semanas. Tampoco sabía nada de él. Simplemente me había resignado a que me había abandonado.
Al menos , gracias a que mis amigas lo habían conocido , tenía la certeza de que él era real y no producto de mi imaginación.

Lucila nos había invitado a todas una casa que tenía en una isla por todo el fin de semana. Esperaba que el estar con mis amigas me ayudara a distraerme de Martín.
Mientras preparaba mi bolso para el fin de semana, Giselle entró a mi cuarto con el télefono en la mano.
- Es para vos - rió - Me dijo que era tu novio.
Mi corazón se detuvo por una milesima de segundos.
- ¿Hola? - pregunté precavida.
- Perdoname - se disculpó Martín - Te juro que en unos días te voy a ir a visitar.
Alzé la vista hacia Giselle y tapé el auricular con mi dedo indíce.
- ¿Te podés ir ? - le dije secamente.
- Si te comportaras bien , harías las cosas muchos más fácil entre nosotras - contestó mientras se iba.
Cuando estuve segura que ella se iba ido , le cuestioné:
- ¿Por qué te fuiste?
- Mi mejor amigo Jonathan , me descubrió.
- ¿Y cuál es el problema?
- Ahora el también está en problemas. Si nos descubren , a el también los ejecutarían por ser complíce.
- No , nos van a descubrir - le prometí. Cualquier cosa con tal de que no se fuera.
- Igual no me importa , no te voy a abandonar.
Entonces se me ocurrió una solución. Era muy sencilla y probablemente el también la había considerado.
- Entonces convertime en vampiro.
Pude oirlo suspirar a través del audífono.
- Me encantaría , pero no puedo. Para convertir a un humano tiene que haber cumplido los dieciocho años.
- ¿Y cómo se darían cuenta de la diferencia?
- Hay formas. Vampiros y licantropos controlan todo, lo saben todo. Nos descubrírían enseguida.
¿Licantropos? Los licantropos también existían , con toda esta información nueva , incluso me había olvidado de que mi vida corría peligro.
- ¿Hay hombres lobos? - pregunté emocionada.
- Ah , si me olvide - rió. Por primera vez en toda la conversación , sonaba relajado - Hay muchas otras criaturas , pero vampiros y hombres lobos somos los más numerosos y... se podría decir que dominamos al resto de las criaturas.
- Para , para - sentía que iba a desmayarme de la emoción. Hacía unas semanas, aún dudaba de la existencia de los vampiros , y ahora sabía que ellos no eran los únicos - ¿También hay hadas, sirenas, duendes y esas cosas?
- Si , sí. Hay miles de criaturas Ash - entonces mi novio se silenció de repente. Luego comenzó a hablar entre susurros - Tengo que irme , el jefe de mi aquellarre acaba de volver. Te prometo que voy a ir a visitarte en unos días.
- Esta bién - susurré - Chau...
Martín ya había cortado.

Ahora me sentía mucho mejor , sabía que él no me había abandonado . También había obtenido algunas respuestas , pero tenía muchas más preguntas, y tenía todo el fin de semana para despejarme

No hay comentarios:

Publicar un comentario