lunes, 15 de febrero de 2010

(Cap VIII)

El calor era abrasador .Los rayos solares me quemaban. Mi piel estaba adoptando un atractivo tono beige.
Una ráfaga de viento llevó cientos de granos de arena a mi cabello y mi malla estaba demasiado apretada en mi nuca.
Simplemente no podía ser más feliz.
Estaba en la playa con mis cuatro mejores amigas y ayer había pasado la noche de San Valentín con mi novio vampiro.
- Podemos por amor de Dios ir a mojarnos al agua. - me rogó Nadia -. El calor me esta ahogando
-  Sí a mi también - concordé -, ¿quién más viene?
- Yo voy - contestó Luisana
Yo voy en un rato - avisó Romina - Voy a llamar a mis papás para contarles que anoche fui  a bailar.
- Capaz voy más tarde - dijo Lucila mientras se incorporaba- Pero ahora, tengo un antojo de un licuado de frutilla y naranja.

Luego de disfrutar del mar , las tres nos dispusimos a realizar una pequeña caminata por la orilla.
- Ayer tuviste mucha suerte- dijo Nadia de pronto
- ¿Por que? - pregunté con interés.
- Por que tu novio estaba en Pinamar y pudiste pasar San Valentín con él - contestó Luisana
- Es una lástima que se haya tenido que volver hoy - se compadeció Nadia .
-  Tampoco me voy a morir por no verlo dos semanas - reí. Aunque no estaba del todo segura de la veracidad de aquella afirmación.
-  ¿Que hicieron anoche? - inquirió Luisana
- Sólo fuimos a caminar  por la playa - mentí - No pasó nada muy interesante.
La verdad era que sí habíamos ido a caminar por la calle, pero había algunos detalles que ellas no podían saber.

                                                             ---

- Yo sé que querías conocer a otras criaturas fántasticas además de mí - me había dicho Martín - Así que voy a aprovechar que estamos juntos al mar para que las veas.
- ¿Sirenas? - aventuré emocionada.
Ël negó con la cabeza.
- Actualmente , las sirenas viven entre los humanos - me explicó - Antes había sitios donde el hombre no se atrevía a investigar; especialmente el mar , y las sirenas podía vivir allí sin temor a ser descubiertas.
Probablemte mi mirada reflejaba decepción , ya que Martín dijo:
- Pero mi mejor amiga es una sirena. Algún día vas a conocerla.
- ¿Tu mejor amiga es una sirena? - me sorprendía la facilidad con la que distintos tipos de criaturas se relacionaban - ¿Es linda?
El asintió con una pícara sonrisa en los labios.
- Todas las sirenas lo son. Además de las ninfas , son las únicas criaturas que son todas hermosas.
- ¿Su amistad alguna vez... fue algo más? - sorprendentemente, la respuesta no me inquietaba en lo absoluto. Cualquier cosa que hubiera hecho en el pasado no me preocupaba en lo más mínimo. Pero me producía mucha curiosidad.
- No, - dijo con tranquilidad-, jamás podríamos vernos de otra forma , somos como hermanos.
En ese momento tuve muchas ganas de saber sobre sus relaciones pasadas. En realidad , lo que más me inquietaba era su vida sexual , pero no me atrevía a preguntarle. Sabía que la respuesta iba a incomodarme
- ¿Qué me vas a mostrar? - inquirí con una sonrisa.
- Tenés que venir al muelle para verlo - me indicó - Mejor te llevo yo para que lleguemos mas rápido.
Martín miró para todos lados , supongo para comprobar del todo que la playa se encontraba vacía, y luego me alzó.
En cuanto comenzó a correr , cerré mis ojos por temor a marearme. Cuando los abrí , nos encontrabamos en el final del muelle.
- ¿Estás mareada?
- La verdad que no - dije - Fue hasta divertido.
El sonrió. Se aclaró la garganta y emitió un peculiar silbido.
- Vení - me dijo mientras me indicaba que observara el agua.
- No veo nada - le avisé decepcionada.
- Seguí viendo - me instó - Vas a ver unas lucecitas abajo del agua.
En efecto , vi unas pequeños destellos bajo el agua. Era como si alguien estuviera apuntando desde abajo con linternas diminutas.
Aquellos fulgores parecían ojos , y se volvían cada vez más cercanos y luminosos.
Entonces una gran mancha de color carmesí comenzó a volverse cada vez más visible.
- ¡Es sangre! - exclamé preocupada.
Del agua emergieron dos niños de piel blanca con ojos incandescentes y los labios manchados de sangre.
- ¿Son niños-vampiro?
- No, son espumeros - me explicó-. La sangre que tienen es de los peces de los que se alimentan , cuando hay mucha niebla guían a algunos barcos hacia la costa con la fosforecencia de sus ojos.
- ¿No es sospechoso que haya luces abajo de agua? - pregunté enarcando las cejas - ¿Por que ellos viven en el agua y las sirenas no?
- Nadie cree que hayan luces debajo del agua - me dijo - Por lo general , los espumeros adoptan forma de espuma marina para ocultarse de los seres humanos. Cuando tienen hambre se convierten en algún pez grande para alimentarse de peces más pequeños. Antes de mostrarse se habrán alimentado y por eso apareció la sangre.
Observé a los espumeros , quienes me estudiaban con curiosidad.
- ¿Hablan?
- No. Son bastantes salvajes , como animales. Sólo los llamé para que los veas.
- Son... lindos- admití - Pero algo perturbadores. Dejalos que se vayan.
Suspiró. Les gruñió a los espumeros y ellos se hundieron debajo del agua.

Cuando ellos desaparecieron de repente recordé todas las dudas con respecto a mi novio que me inquietaban. Si no las despejaba no iba a poder vivir tranquila
- Quería preguntarte algo... - comencé -, pero no se como preguntarlo.
- No hay nada que no puedas preguntarme o decirme - me aclaró con una gran sonrisa
Resoplé y susurré :
- ¿Son virgen?
- No - respondió con más velocidad de la que esperaba - Pero tranquila , yo no te voy a apurar ni nada Ash . Tomate tu tiempo.
- ¿Cuantas veces lo hiciste? ¿Con cuantas chicas? - enseguida me arrepentí de mis preguntas.¨
Mi novio alzó la vista cómo si estuviera contando . Acto que me preocupo aún más.
- No estoy seguro - declaró - No tiene importancia , la verdad....
- Decime un número - insistí.
Puso los ojos en blanco y dijo:
- Treinta... y cinco.
- Eso es bastante  - reí nerviosamente .
- Es un método muy útil para encontrar víctimas.
Lo miré con odio.
- Eso es horrible.
- Soy un vampiro. Un asesino despiadado - se defendió.
- Pero no era necesario que te acostaras con ellas.
- Aún tengo partes humanas - me aclaró - Y tengo algunas necesidades humanas.
Lo miré algo molesta.
- ¿Me podés prometer que no lo vas a volver a hacer más?
- ¿Hacer que? No puedo evitar matar , lo necesito para vivir
- Mata animales - propusé.
Me observó con asco.
- Es repulsivo . La sangre animal es imposible de digerir.
Suspiré.
- Al menos prometeme que ya no vas a jugar con tus víctimas.
- Lo prometo - dijo con su mano derecha en el corazón , y con la otra levantada.
                                                                  ---

- Ahora yo también tengo ganas de un licuado - dijo Luisana.
- Yo prefiero comer helado - comentó Nadia - ¿Vamos?
- Sí , necesito comer algo o me voy a desmayar.






FLOOOOR FALTA POCO PARA TUS QUIINCE!!!! TE AMO Y TE QUIERO VER PUTAAAA.
Te escribiria ahoraaa todo lo buena amiga y persona qe sos , pero mejor te lo digo mañana .

Vos no queres qe ponga una foto tuyaaa asi qe bueno esto va a qedar vacio :(


Que tengas TODO lo que vos quieras en TU diaa :D

2 comentarios:

  1. GRAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAACIAAS SABES QUE YO TAMBIEN TE AMO PUTAAAAA!!!!
    TE ESPERO MAÑANA TE EXTRAÑOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!

    GRACAS POR PUBLICAR :) SABES QUE ME ENCANTA!!!

    Y CUALQUIER COSA HOY NOS SACAMOS UNA LINDA LAS DOS Y LA PONES :)

    TE AMOOOOOOO MEJOR AMIGAA :)

    ResponderEliminar
  2. AlOOO!
    eeyy me encantOhh el capp.!
    estaa zuuperrdupyy! ziziziiz
    escriibee prontO okaazz?!
    Quiidaatee muzhoooo(:

    pazateee por mii bLog~
    http://theabductionsymphony.blogspot.com

    mmaddieee<3

    ResponderEliminar